Lagarto en Acción

Ideas limpias :)

Síguenos:
Cómo sobrevivir a una fiesta en casa (I)

Cómo sobrevivir a una fiesta en casa (I)

Después del verano todos volvemos a nuestra rutina y al fin nos reencontramos celebrando nuestras cenas y fiestas en casa. Celebraciones que, muchas veces, terminan al amanecer. Pero tras la fiesta viene la resaca y claro, también la limpieza. Esto normalmente supone sacar un sinfín de productos del armario, trapos y demás. ¿Hay alguna manera de limpiar de una forma más sencilla?

La respuesta es sí. En el mercado existen muchos productos destinados a la limpieza y, aunque la mayoría de ellos tienen un precio bastante elevado, existe un producto que puede ser usado como sustituto de casi todos: el limpiador amoniacal concentrado.

Este tipo de producto está hecho a base de amoníaco y detergentes, lo que hace que el poder de limpieza clásico del amoníaco aumente. Con este producto podemos limpiar nuestra casa de una vez y ahorrando mucho dinero en productos de limpieza.

Sólo hay que diluir una pequeña cantidad en agua y… ¡a limpiar! Enseguida veremos cómo la grasa de la campana de la cocina, los azulejos, el suelo, las manchas de comida, o tierra desaparecen en un instante dejando además un perfume agradable debido a que, al contrario de los amoníacos clásicos, los limpiadores amoniacales, como el de la marca LAGARTO, dejan un aroma limpio y fresco.

Lo mejor de todo es que no sólo podremos limpiar superficies, añadiendo una pequeña cantidad de limpiador a un barreño con agua podremos pretratar tejidos como cortinas, fundas de cojín, alfombras, manteles y servilletas. Con esto eliminaremos mejor las manchas sin miedo a que se destiñan los colores ya que estos productos no llevan lejía. Grasa, fruta, sangre o vino son manchas que eliminaremos más fácilmente utilizando este producto versátil y económico.

Solo un consejo, no hay que mezclar nunca el amoníaco con lejía, se trata de productos incompatibles. Así que ya sabéis, si queréis ahorrar dinero y espacio en el armario de los productos de limpieza usad un limpiador amoniacal, vuestro mejor aliado.