Lagarto en Acción

Ideas limpias :)

Síguenos:
Ideas para adaptar tu casa a los más pequeños

Ideas para adaptar tu casa a los más pequeños

Es un hecho, tener un hijo te cambia la vida en todos los aspectos pero uno en el que no reparamos mucho y que es esencial para la seguridad del niño es acondicionar la casa para que no sea peligrosa.

Tener un hijo no implica acondicionar una habitación o un espacio para él, supone tener que adoptar medidas para evitar accidentes domésticos, especialmente cuando el bebé empieza a gatear.

Algunas medidas que podemos tomar para adaptar nuestra casa a la llegada de un bebé son:

  • Eliminar los bordes rectos: los muebles con bordes rectos y salientes son un peligro para los más pequeños de la casa y por eso debemos cubrir todas las aristas y vértices con esquineros de protección o bien con gomaespuma de forma un poco más casera.
  • Bloquear puertas y cajones: los niños aprenden muy rápido, tanto las cosas buenas como las malas y por eso averiguarán enseguida cómo abrir puertas y cajones, para evitarlo lo mejor es asegurarlos.
  • Tapar enchufes: cubriremos también todos los enchufes con tapas de plástico para evitar posibles peligros.
  • No dejar objetos pequeños a su alcance: hasta al menos los tres años de edad los niños se llevan a la boca todo lo que encuentran por eso es mejor guardar los objetos pequeños en los cajones de arriba o estanterías.
  • Electrodomésticos cerrados: electrodomésticos peligrosos como el horno es mejor que se encuentren situados en zonas altas pero si no es así hay que evitar que los niños se acerquen a ellos, especialmente si está caliente y tener siempre las puertas de todos ellos cerrados.
  • Guardar productos de limpieza y medicinas: tanto los productos de limpieza como las medicinas deben guardarse en armarios altos o bien bajo llave. Hay que prestar especial atención a los antitérmicos y analgésicos porque por sus colores y su sabor resultan muy atractivos para los niños. Además los productos de limpieza o tóxicos es mejor mantenerlos en su envase original y no ponerlos en otras botellas o recipientes. Cuando se utilicen no podemos perderlos de vista para que no los cojan en un descuido.

¿Qué haces cuando a tu primer hijo le sangra la nariz? Sin duda le llevas al hospital pero, ¿y cuándo le sangra la nariz al segundo? Le apartas rápidamente de la alfombra.